sábado, 30 de abril de 2011

Recuperar la Tertulia en Granada

Hace no mucho tiempo, los ciudadanos de Granada, ante la ausencia de televisión encontraban un momento de entretenimiento en los cafés de la ciudad, sobre todo del centro: café Colón, café Alameda, etc. ¿Qué se hacía en ellos? Pues me lo imagino de la siguiente forma:


"Mariano ha comprado el periódico de todos los días, ese que le indica lo complicado de la situación en el país. La política, continuamente enquistada en la confrontación. La economía, en situación decadente.


Bajando por la calle Reyes Católicos, entra en su rutina habitual en el café Colón de Puerta Real, pues en el café Royal de plaza del Carmen, que frecuentaba anteriormente,  hacía tiempo que el ambiente no era de su agrado. Cerca de la puerta dejaba en un perchero su sombrero tipo bombín que había comprado en la calle Solares.


El café, siempre concurrido por lo más granado de la ciudad cada vez más burguesa, más "moderna". Se sentaba en una mesa con tablero de mármol y patas metálicas junto al ventanal. Allí le esperaban sus compañeros de café: Manolo (Manué), Sebastián (Bastián) y por supuesto Francisco (Paquito). 


- Vamos Marianín, que te estamos esperando - le espetaba Bastián desde el fondo, con mezcla de impaciencia y malafollá.


Tras pedir un café con leche (de cabra recién ordeñada), dedicaban el paso de la mañana a comentar todos los asuntos: qué pasa con el rey recién nombrado, el último triunfo en la corrida de Toros de la feria de Madrid, ... En fin, pasaban la mañana con la única intención de comentar sus vidas, tratando de arreglar sus temas económicos y al final de todo, conseguir una situación mejor a base de discursos que a veces, pasaban de unas mesas a otras hasta conseguir un debate abierto en todo el Café..."

Hoy día muchos de nosotros nos reunimos con nuestros amigos de vez en cuando, pero con muy poco tiempo para hablar o comentar temas como la política o la situación económica. Dejamos que la televisión o la radio establezcan el debate en sus propias tertulias, sin tiempo ni oportunidad para que cada uno de nosotros podamos colegir una opinión propia y menos aún expresarla.

Al fondo, el café Alameda. Sede de multitud de tertulias


Es mi intención realizar el esfuerzo de reunir periódicamente a un grupo de personas, ciudadanos, hombre y mujeres, que tengan algo que decir, algo que opinar. Con la única finalidad de establecer mediante el diálogo una herramienta cuyas conclusiones sirvan de algo a la propia ciudad.

Será una tertulia que tratará temas variados, desde la economía hasta la política, de la cultura a la situación social de este o aquel barrio, siempre centrados en Granada. De participación libre y abierta, al más puro estilo clásico de libertad de expresión.

Muchos son los precedentes en esta ciudad de tertulias que han pasado a la historia como referentes. Es el caso de la tertulia de la Cuerda, en la que alrededor de Pedro Antonio de Alarcón se sentaban otros personajes en su mayoría periodistas de mitad del siglo XIX. Otro ejemplo muy conocido es la tertulia "El Rinconcillo", con sede en el café Alameda y cuyos contertulios eran más que conocidos en el mundo cultural de la ciudad: Federico García Lorca, Gallego y Burín, José Fernández Montesinos y un largo etcétera.


En el caso que yo expongo, sería una tertulia camaleónica, con capacidad de tratar en cada reunión diferentes temas, para así lograr el acercamiento de los intereses del mayor número de ciudadanos. Tratar temas de actualidad, y que permitan movilizar no sólo a la gente sino a su conciencia y espíritu.

Además, es mi intención lograr con las redes sociales y la tecnología que hoy disponemos de conectar a cuantos ciudadanos quieran intervenir. Serán muchos los granadinos que desde el extranjero participen en las reuniones, aunque sea remotamente, pero su visión es muy importante. Según avancen las reuniones, iremos dando forma a todo este proyecto, pero sirvan esto como trazas iniciales del boceto.

Propongo a todo aquel lector de estas líneas que participe, que se una a esta iniciativa. Para ello he preparado un pequeño formulario con el que podrá apuntarse y determinar aspectos como:


  • Día de la semana y hora mejores para realizar las reuniones
  • Propuesta de temas de interés que se pueden tratar en dichas veladas

El formulario lo podéis encontrar en este enlace.
Además, faltaría un nombre a la tertulia. Tengo algunas ideas, que propongo a continuación, pero les invito a participar y realizar sus propias sugerencias. Algunas ideas:

  • Tertulia "Granada La Bella": Muchos reconocerán esto como título del libro escrito por don Ángel Ganivet. Efectivamente, en esta obra Ganivet proponía una ciudad ideal, en sus diferentes vertientes, que centraba en su ciudad natal amada y durante mucho tiempo añorada: Granada. Sus influencias provocadas gracias a sus vivencias en el extranjero aportaban ideas nuevas en una sociedad que precisaba de muchos cambios. Lo hace, pero en un texto cargado de un espíritu conservador. Servirá la denominación como pequeño homenaje al escritor, y como orientación de la tertulia que propongo: aportar ideas de transformación e innovación de Granada, en estos momentos que son los más oportunos para hacerlo.
  • Tertulia "El Recaíco": en nuestra maravillosa expresividad de los diminutivos, utlizaremos el sinónimo de mensaje para manifestar el espíritu de la reunión, que no es otro que permitir mediante el diálogo la intención de mejorar nuestro entorno social, político, económico, cultural, etc.

Os invito a realizar vuestras propuestas para el bautismo de la tertulia. Además, de nuevo os recuerdo que a través de este formulario os podéis apuntar y, de esta forma, pueda contactar con vosotros y organizar la primera reunión.

No sé si saldrá bien, pero quiero al menos quede realizada la propuesta. Espero las vuestras. Muchas gracias de antemano.

Seguimos caminando...

No hay comentarios:

Publicar un comentario