miércoles, 4 de mayo de 2011

Día de la Cruz 2011

Para todos los granadinos, el día 3 de Mayo siempre tiene un sabor especial. Desde pequeño siempre he conocido esta fiesta como algo peculiar en la vida de los barrios, ya que supone la unión en una pequeña placeta de unos cuantos vecinos, que lo mejor de cada casa realizaban el montaje de la Santa Cruz. Es el momento de sacar elementos tradicionales, como cornucopias de todos los tamaños, vasijas y todo tipo de menaje de cocina en cobre, y sobre todo mantones.

Una fiesta que parece tener unos orígenes en las numerosas celebraciones greco-romanas para la celebración de la Primavera. Mezclado con estos fastos paganos, se encuentra el relato del descubrimiento de Elena (o Santa Elena), madre del emperador Constantino, de la que supuestamente era la Cruz en la que fue ajusticiado Jesucristo. Dicho evento se produce un 3 de Mayo, hecho que aprovecha la Iglesia Católica para establecer como fiesta religiosa, cambiando la anterior pagana, de forma que se venerase la Santa Cruz.

En Granada, esta fiesta mantiene un arraigo especial desarrollado desde el siglo XVI en adelante. Su desarrollo ha llegado a momentos de mucha dificultad, como los comienzos del siglo XX, en la que casi estuvo a punto de desaparecer. Esfuerzos de diferentes personas, como Gallego y Burín en los años 40, y de Gallego Morell en los posteriores 60, revitalizan unos festejos que sufrían las consecuencias de unos tiempos marcados por la tragedia y los problemas económicos de la población.

Imagen de una cruz del año 1929. Placeta de los Carros


En tiempos recientes también ha sufrido una pérdida importante de identidad, pues a finales de los 90 y comienzos del nuevo siglo, se proponía la fiesta como una excusa para el excesivo consumo de alcohol sobre todo de la gente joven. Hasta el punto de que el Ayuntamiento tuvo que tomar la determinación de, por un lado, prohibir la instalación de barras para servir cualquier tipo de bebida, y por otro, la exigencia de que cualquier cruz tuviese un mínimo de adorno y características, so pena de perder la cuantiosa fianza que previamente se debía depositar.

Cruz en las Comendadoras de Santiago. Oración en el Huerto
Primer Premio en categoría de Patios



En este año 2011 todo parece recuperarse, y en la práctica totalidad de las cruces instaladas en las diferentes categorías del concurso que convoca el Consistorio ha existido un exquisito gusto en la decoración. Muchas asociaciones de vecinos trabajan sin descanso, como en el Albayzín, para lucir las mejores macetas y mantones. Además, se suman gran cantidad de cofradías y hermandades de la Semana Santa, como la Oración en el Huerto o la Borriquilla.

Cruz en Casa de los Pisa. San Juan de Dios

Cruz en plaza Larga (Albayzín). Primer premio en categoría de Plazas
En todas ellas se pedía el tradicional "Chavico pa la cruz...", es decir, una pequeña propina para el que admira tal obra, y por supuesto, el pero con las tijeras clavadas, para que nadie pueda dedicar la más mínima crítica a la cruz que observa (algo complicado, ¡tratándose de granaínos!), con la amenaza de cortarle con ellas la sinhueso si esto ocurriese.

Muchos son los granadinos que quieren conservar la identidad de esta fiesta. Pero sin duda parece que debería recuperarse lo más tradicional del acompañamiento de música, bebida y comida de cada una de estas instalaciones. Siempre dentro de un control y sin llegar a desmanes del pasado, pero parece algo "descafeinada" la fiesta sin su comparsa. Espero que las autoridades pertinentes tomen las decisiones oportunas para que en años venideros podamos disfrutar de la fiesta en su globalidad, sin miedo a la celebración pública tan propia de nuestro carácter.

Os dejo a continuación una pequeña galería con algunas de las fotos realizadas en este día 3 de Mayo de 2011. Que las disfrutéis:

Seguimos caminando...

2 comentarios:

MAYTE dijo...

que bien lo describes y cuanta razon llevas!!!
me ha encantado ver las fotos porque yo solo pude ver tres.
saludos.
mayte

Carmen dijo...

Por circunstancias hace años que no disfruto de este día, pero recuerdo con nostalgia aquellos días de la Cruz en que en las barras se podían tomar las típicas jayuyas con habas y bacalao seco y los vinillos de Graná.

Publicar un comentario en la entrada