domingo, 17 de abril de 2011

Visita a la Silla del Moro (restaurada)

El Patronato de la Alhambra está celebrando en estos días unas acertadas jornadas de puertas abiertas, entre cuyas actividades está la visita a la conocida como 'Silla del Moro'. Con motivo del término del proceso de estudio arqueológico y restauración que ha durado varios años, con la dirección del arquitecto Pedro Salmerón.

Vista privilegiada desde la Silla del Moro


Además de permitir el libre acceso, el Patronato organizó una visita guiada por parte del arqueólogo Luis Martínez Vázquez, participante en los trabajos arqueológicos de toda la zona en estos años. Presentó la jornada la directora del Patronato de la Alhambra, Mª del Mar Villafranca con palabras de agradecimiento a las numerosas personas que nos congregamos allí.

Situado encima del Generalife, en el conocido por los árabes como Cerro del Sol, pude volver después de muchos años a una zona que ahora presenta un aspecto muy distinto al que recordaba haber visitado de niño. Es curioso que un emplazamiento tan separado de la ciudad y de las zonas turísticas sea tan apreciado por los granadinos, casi formando parte del patrimonio emocional de la ciudad, si es que pudiera definirse así.

Las explicaciones de Luis comentan las dificultades arqueológicas del lugar, ya que no son muchos los restos encontrados que permitan un estudio y datación profundos. Se han realizado por tanto los trabajos de restauración con una base más documental, y la intuición de que esta parte sería una construcción defensiva. Sin duda la ubicación es inmejorable por la capacidad de control visual tanto de la Medina de la Alhambra como del resto de Granada.

Vista de Valparaíso. Al fondo, la abadía del Sacromonte


Además, serviría también para el control de Valparaíso y la Acequia Real, fundamental vía de abastecimiento para la ciudad palatina de la Alhambra. Todo ello sumado a la posibilidad que apuntan algunos autores, indicando que pudiera pertenecer a la defensa del palacio de Dar al-'Arusa o Palacio de la Novia, ubicado a pocos metros de esta construcción.

Según indica el arqueólogo, la Silla del Moro estaría destruida casi en su totalidad en tiempos de la Reconquista, según los textos de Jerónimo Münzer, que así lo comentaban en 1494. Además sufrió más desperfectos en el momento de las explosiones realizadas por los franceses en los años 1810 al 1812.

Vista de la ciudad de Granada desde la Silla del Moro

Los trabajos se han acometido restaurando lo que pudiera ser parte de esta estructura defensiva. La estrategia del arquitecto ha sido más orientada a la restauración de lo perdido que la conservación de los restos. En mi opinión es acertado, pero hay ya opiniones de muchos ciudadanos rechazando el aspecto del lugar. Se realizaron explicaciones relativas a que los métodos constructivos utilizados se limitaban al tapial y encintados, es decir, baratos para una finalidad defensiva, y por tanto, no se realizaban actuaciones destinadas al decoro de la instalación, como se pudiera hacer en los palacios.

Resulta para muchos chocante la estructura completa, sin tener en cuenta que estaríamos ante una construcción medieval, y que por tanto, debemos huir de los prejuicios estéticos asimilados con el paso de los siglos. Dicho lo cual, la opinión de cualquier ciudadano es aceptable y estimable como tal.

Os dejo a continuación con algunas fotografías con las que espero, podáis establecer un juicio personal cada uno de vosotros, y si lo estimáis oportuno, añadirlo en forma de comentario a la entrada.



Para ubicarlo en Google Maps: enlace
Seguimos caminando...

2 comentarios:

Loren dijo...

Buenas Alberto, muy chulo el post en particular y el blog en general.

Esta Semana Santa queríamos hacer una micro excursión y la restauración de la Silla del Moro es muy buena opción.

Quería preguntarte si se puede llegar por el camino de la fuente del Avellano o es mejor llegar hasta el cementerio y desde ahí coger la rotonda que va al Llano de la Perdiz pero a la izquierda. Por supuesto, el recorrido lo haríamos andando.

Alberto Donaire dijo...

Buenas, Loren.

Pues es una buena opción para dar un paseo, pues el camino está lleno de vegetación y árboles plenos de primavera.

Para llegar. Si vas andando desde Granada, deberías subir por la cuesta de Gomérez y llegar hasta la rotonda del cementerio, pero te aconsejaría llegar hasta el cementerio en bus (linea 13). Cuando llegues allí, tienes que tomar el camino hacia la izquierda.

El camino que inicias, está cortado para los coches con un control de vigilancia. Siguiendo el camino, llegarás a la curva en la que se sitúa la Silla del Moro. (puedes ver en Google Maps con en enlace situado en la entrada)

Lo más probable es que ya esté cerrada al público, pero las vistas son magníficas, y el paseo lo puedes continuar hasta el Llano de la Perdiz.

Un saludo y a disfrutar de Graná

Publicar un comentario