martes, 29 de noviembre de 2011

El nombre de las cosas: La Puerta Monaita

Se me ha ocurrido comenzar una nueva serie de entradas con la finalidad de aportar un poco de conocimiento en lo relativo al origen de los nombres de diferentes elementos de la ciudad: calles, plazas, monumentos, etc. Conforme vaya leyendo y descubriendo aspectos relacionados con este asunto serán convenientemente transmitidos a través de este blog. Como siempre os indico, quedáis invitados a participar y aportar vuestros conocimientos al respecto, en forma de comentarios a las entradas, de forma que consigamos una pequeña enciclopedia del saber granadino.

En esta ocasión le ha tocado el turno a uno de los monumentos más importantes que tenemos en la ciudad, aunque no sea uno de los más visitados o nombrados por los propios ciudadanos de Granada. Se trata de la Puerta Monaita, ubicada en el Albayzín muy cerca del Carril de la Lona y la Cuesta de Alhacaba. No pretendo centrarme en la descripción de su historia o de los detalles arquitectónicos de la misma, que realizaré en otra ocasión y de forma más extensa y detallada. Es ahora el turno de conocer el origen del término "Monaita" y las diferentes interpretaciones que ha tenido a lo largo del tiempo.

Perspectiva de la Puerta Monaita

Los historiadores y arqueólogos parecen ponerse de acuerdo en una datación del siglo XI para su construcción, por lo que la bautizarían en periodo de dominación zirí, y por ende recibiría un nombre en árabe. Para extraer la denominación de su primer bautismo se han analizado diferentes documentos, como por ejemplo el realizado por al-‘Umari en su descripción de las murallas de la ciudad en el siglo XIV, en la que se refiere a esta puerta como al-’Unaydar , repetido en otros textos del siglo XV. Parece por tanto razonable pensar que esa sería el título que recibió esta puerta.

Pero, ¿qué significa al-’Unaydar? En el estudio que de esta puerta hace Ibrahim Abu Irmeis, indica que probablemente esta calificación sea mejor traducirla por "la erilla", es decir, como diminutivo de era o lugar donde se muele el trigo. Tiene sentido, pues si delante de ella se realizaba esta actividad, no parece que hubiera mucho espacio para ello por lo escarpado del terreno, de ahí que se utilizara la disminución del apelativo.


Será la raíz etimológica de 'Monayta' o 'Monaita', término castellanizado a partir de la pronunciación del árabe y su derivación posterior. Es decir, que partiendo de Bab al-Unaydar llegamos mil años después a conocerla como Puerta Monaita.

Vista actual de la Puerta Monaita


Otros estudiosos e historiadores han aportado otro  origen del nombre, indicando que podría derivar de 'Bib al Bunayda' o puerta de la Bandera, que no aparece en ningún texto árabe y por tanto se duda bastante de su exactitud. Se llega incluso a comentar que se denominaba así por colocar en ella una bandera cuando el monarca participaba en incursiones militares.

Recibe también otras denominaciones populares a lo largo de su dilatada historia, como Puerta de San Jerónimo o Puerta de la Cuesta. La primera parece que por ser el camino que llevaba al cercano monasterio de San Jerónimo, y la segunda por estar ubicada en un lugar con bastante pendiente.

Sea por tanto conocida como Puerta de Monaita, o Bib al-’Unaydar, es decir, puerta de la erilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario