jueves, 23 de junio de 2011

Visita al Generalife: la belleza de lo natural

Una magnífica iniciativa la del Patronato de la Alhambra la de invitar a los granadinos, de nacimiento o residentes, a ese tesoro milenario. Previa reserva de la entrada, los domingos de los meses de verano podremos acceder de forma gratuita al monumento. Se han preparado además visitas guiadas para un número de personas, con temáticas distintas por meses.

Fuente de los jardines de entrada del Generalife


Durante el mes de Junio se está realizando cada domingo una revisión de la botánica del Generalife, gracias a expertos conocedores de la materia. Estuve la pasada semana en una de estos paseos, y me permitió tener una nueva perspectiva del entorno, vislumbrando otra de la multitud de facetas que ofrece la Alhambra. Fijar tu atención en los rosales de pitiminí más que en los capiteles, en los jazmines en lugar de los alfices, en las diferentes especies de flores más que en la belleza de los mocárabes.

Jardines de entrada del Generalife


Las diferentes explicaciones nos indican que la mayor parte de la vegetación existente en el Generalife actualmente procede en su mayor parte de las diferentes modificaciones y plantaciones realizadas en la primera parte del siglo XX, sobre todo de la mano de D. Leopoldo Torres Balbás. Los paseos de cipreses cuya poda simulan columnas y arcos, formando un itinerario natural cargado de hermosos claroscuros, luces y sombras.

Rosa en el jardín de entrada


Muchas son las especies que actualmente se disfrutan tanto en el Generalife, como en el resto de los palacios de la "ciudad roja". Por ejemplo, desde las sombras de las glicinias en multitud de escaleras y pasos, hasta plantaciones de alcachofa en las paratas bajas, para mantener una imagen más fidedigna de lo que en tiempos medievales se realizaba en estas huertas.

Jazmín


Sin duda las explicaciones de nuestro guía son ciertas, indicando que los jardines serían en esos momentos uno de los símbolos de esplendor del sultán, y como consecuencia de ello, se cuidaban con mimo y se ampliaban con multitud de plantas. Muy interesante la teoría que indica que debido a la condición viajera de los musulmanes y el encuentro en La Meca de personas de muchos puntos de Oriente y Occidente, se traían al sultán como regalo ejemplares rarísimos de árboles, flores, y demás tipología de plantas. Todo ello repercutía en la grandeza y hermosura de las huertas que rodeaban la almunia palaciega.

Me sorprende los conocimientos y gestión de plantaciones y canalizaciones hidráulicas de aquellos que diseñaron estos vergeles, teniendo en cuenta que eran originarios de zonas desérticas, las diferentes etnias y grupos musulmanes que participaron en la construcción de la Alhambra.

El patio de la Acequia del palacio es ejemplo de la importancia que le daban tanto al agua como a la vegetación. Un jardín que diseñaron cruciforme, ocupando la zona central una canalización de agua (acequia) rodeada de zonas de jardín rebajadas en altura para disfrutar en los paseos de las plantaciones a la altura de las manos. Vista y olfato eran los sentidos que conducían la planificación de las zonas comunes de los palacios. Por tanto, no es de extrañar que fuesen las hierbas aromáticas (hierbabuena, menta) y árboles bajos (mirtos o arrayanes, rosales bajos) con suntuosas flores las que aparecían en su mayoría en este tipo de espacios comunes.

Árboles de Júpiter  (árboles) y flores 

Os invito a todos a volver a la Alhabra, para mirar con otros ojos, para observar lo que está ahí pero oculto a nuestra visión. Fijad vuestra atención en otros detalles, elementos que ha creado la naturaleza, disfrutando de olores y colores, que en muchas ocasiones superan con creces las creaciones humanas. Sin menoscabo todo esto de la grandiosa belleza de vistas panorámicas únicas en el mundo.

Vista desde el pabellón Norte del Generalife

Más imágenes capturadas ese día:


Seguimos caminando...

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Como sé que, además de las plantas de la Alhambra y el Generalife, tambien te gustan las cosas de GRaná, te enlazo una cosilla de mi blog que puede ser que te guste: http://albertogranados.wordpress.com/2011/06/23/la-verbena-de-san-juan/

AG

amalia j.c. dijo...

hola amigo, creo que ibamos juntos en esta visita, las fotos así lo demuestran. Gran trabajo, un saludo y a ver si coincidimos también en las siguientes.

Alberto Donaire dijo...

Hola Amalia.

Pues encantado de que nos encontremos en otra ocasión de estas. Seguro!

Publicar un comentario en la entrada