domingo, 19 de junio de 2011

El Granada Club de Fútbol, de nuevo en Primera Divisón

Tenía que ocurrir, y muchos granadinos llevamos mucho tiempo esperando. Demasiado incluso. El fútbol forma parte de la cultura de este país, de forma sorprendente en algunos casos. Significa un hito en la historia de cualquier ciudad el hecho de que su equipo juegue en la máxima categoría.


Para esta ciudad es un momento que recuerda a otros que ocurrieron hace muchos años, tantos que muchos de nosotros conocemos por las narraciones que de ellos nos hacían nuestros abuelos y padres. Han sido casi tres décadas de angustia, jugando en categorías muy inferiores, en los que se ha puesto en riesgo incluso a la propia entidad. Este año en el que se cumple su 80 cumpleaños, podemos celebrar con alegría que goza de muy buena salud, aunque se debe cuidar y aprender de los errores cometidos.

Alineación del Granada CF que ascendió por primera vez a Primera.
Se enfrentó al Castellón. 16 de marzo de 1941. Mesa, Maside, Bachiller, Trompi, Cholín, Bonet (de pie) y Gárate, González, Floro, Millán, Liz (sentados)   (Fuente: Ideal.es)


Quizá no seamos capaces de entender lo que supone para la ciudad, incluso para la provincia, este acontecimiento. Desde el punto de vista económico no cabe duda de que los ingresos que se obtienen por la gran cantidad de visitantes que se incrementarán por los enfrentamientos deportivos con otros equipos de primera. Sin duda Granada es una ciudad apetecible para cualquier forastero, y la excusa de que su equipo juegue un partido de fútbol sirve de acicate para que dichas visitas se produzcan. De esta forma, hoteles, restaurantes, bares, comercios, etc., se favorecerán de las oleadas de aficionados que cada dos fines de semana vendrán a la ciudad.

Los jugadores del Granada CF saludan desde el balcón del Ayuntamiento a los numerosos granadinos congregados en la Plaza del Carmen para celebrar el primer ascenso del equipo a la máxima categoria del fútbol español. Abril de 1941  (Fuente: Ideal.es)

Por otro lado, desde el punto de vista de la imagen de la ciudad, supone un escaparate que pocos expertos en marketing serían capaces de estimar. Tanto en España como en el extranjero, el fútbol mueve millones de telespectadores que siguen la liga, por lo que en este apartado el nombre de la ciudad llega de forma gratuita a muchísimos puntos, que con campañas publicitarias costaría bastante dinero alcanzar.

Además, en estos momentos difíciles, supone una inyección de moral y espíritu positivo a una provincia que es una de las más afectadas por la crisis económica. De forma inconsciente carga de positivismo a personas que somos, por regla general, bastante pesimistas. Espero que esto repercuta de alguna forma en la generación de ideas y proyectos emprendedores, y transforme en generación de empleo lo que en principio parece un evento meramente deportivo.




¡Viva el Granada C.F.! ¡Viva su afición!

1 comentario:

Quilillos dijo...

¿Qué haces que no estás en la sección de Deportes con algunos colegas?

Publicar un comentario en la entrada