miércoles, 15 de junio de 2011

Ruta Senderismo: Albergue Universitario - Lagunillos de la Virgen

De nuevo pudimos disfrutar de ese regalo que nos proporciona la Naturaleza como es Sierra Nevada, entorno privilegiado para los que vivimos en Granada. En esta ocasión subimos hasta las zonas más elevadas para disfrutar de las últimas nieves acumuladas.

Para ello, comenzamos la ruta en el aparcamiento situado cerca del Albergue Universitario, en la zona conocida como Hoya de la Mora. Se realiza desde allí una subida en dirección al Veleta, pasando muy cerca de la estación de Borreguiles, por una pequeña vereda que permite disfrutar de unas magníficas vistas del Veleta y toda la zona del nacimiento del río Monachil.

Atravesando diversos neveros que aún conservan mucha nieve-hielo, recordamos aquellos hombres que subían no hace mucho tiempo por diversas rutas subidos en burros a buscar los trozos de hielo que permitían refrescar a los granadinos. Se conocían como los "neveros" y fueron durante varias generaciones auténticos conocedores de todas estas montañas.

Neveros que resisten los calores primaverales


Por las zonas que en invierno ocupan las pistas de esquí de la estación, vamos subiendo clavando la botas en la nieve. Sorprende que todavía en mitad del mes de Junio quede tanta nieve. Muchos son los riachuelos formados a causa del deshielo, que conforman un espectáculo audiovisual incomparable. El fluir del agua por debajo de las grandes placas de hielo sonoriza de forma peculiar nuestro caminar.

Agua deslizándose bajo el hielo-nieve

Luego de varias subidas, llegamos a la conocida Laguna de las Yeguas, que en estos momentos se encuentra completamente congelada, aunque ya se vislumbran algunos huecos que forman un espectáculo de colores azules imponente.

Laguna de las Yeguas
Curiosa la leyenda que se cuenta de esta laguna, según la cual un pastor en época de deshielo escuchó un gran estruendo cuando descansaba en el desagüe de la laguna. Aparecieron entonces dos personas, vestidas con prendas orientales que lanzaron varias veces una red a la laguna, y sacaron hasta tres yeguas de diferentes colores: blanca, azul y negra. Parece ser que buscaban una roja que les haría invencibles, pero que no consiguieron sacar. Estos personajes desaparecieron de una forma tan misteriosa como habían llegado, y las yeguas volvían a introducirse en el interior de la laguna. Todo indica que este suceso ocurre cada año en el deshielo de la laguna. Estamos por tanto en tiempo de que a algún senderista o montañero se le aparezcan.

Dejando atrás la laguna, subimos una última cuesta que nos conduce al destino buscado, en este caso los Lagunillos de la Virgen, completamente nevados. Se está iniciando el deshielo por aquí también, en la zona en la que tiene su nacimiento el río Dílar.

La vuelta la realizamos casi por el mismo camino. Para todo aquel que quiera realizar esta ruta, os dejo como siempre un pequeño mapa y enlace a la página de Wikiloc en la que podéis ver todos los detalles (distancia, perfil de altitud, etc.).




Además, para animaros a que conozcáis estos tesoros naturales, os dejo una galería de las fotos que son un pequeño ejemplo de lo que se puede disfrutar en los montes del Sulayr.

No hay comentarios:

Publicar un comentario