lunes, 21 de febrero de 2011

Un paseo por el Albayzín (1)

Una mañana de domingo de invierno, en pleno Febrero, con sol y nubes en el cielo y no demasiado frío. La hora aproximada de encuentro, las once de la mañana. Y el punto de partida, la Plaza Nueva. Queda descrita de forma somera el comienzo de un itinerario acompañado de una cantidad importante de personas interesadas en redescubrir su ciudad. Acudimos al llamamiento de una visita guiada por parte de la empresa Cicerone Cultura y Ocio, que habitualmente realiza este maravilloso trabajo de mostrar y explicar a los visitantes lo extraordinario del patrimonio de esta ciudad. En esta ocasión brindaba de forma gratuita sus servicios a todos los ciudadanos, en su mayoría residentes en Granada.

Vistas desde Plaza Nueva
Se observa la iglesia de Santa Ana y la torre de la Vela

La ruta prevista atraviesa el corazón del Albayzín, de forma que se puedan destapar las esencias de un barrio patrimonio de la Humanidad desde 1994, y de los granadinos desde siempre. Iniciamos por tanto el caminar por la calle Elvira, tomando rápidamente las Caldererías (Vieja y Nueva) hasta llegar a la iglesia de San Gregorio. Momento para realizar una parada y recordar que debemos estar atentos a todos los detalles, y tener muy presente la historia que guardan los caminos en cuesta (barrio en cuesta podría ser uno de los orígenes de su nombre) que vamos a transitar.

Como nota importante destacar las buenas explicaciones de nuestra guía Cristina Muñoz, indicando en primer lugar que muchas son las iglesias que como esta de San Gregorio, pueblan todo el barrio y que vinieron a sustituir en su mayoría las numerosas mezquitas en las que la población musulmana realizaba oración. Cercanos a muchas de ellas, aljibes o pilares con brotar continuo de agua tienen su explicación en la necesaria ablución antes de la oración y que por tanto debían estar cerca de dichas mezquitas.

Portada de Casa de Porras
Subiendo la cuesta de San Gregorio, bajamos la cuesta de "Las Arremangadas"   (castizo nombre), atravesando la estrecha calle Beso que sin duda recuerda a lo ceñido de las calles en tiempos de los musulmanes. Llegamos a la placeta de Porras donde observamos dos ejemplos de casas palaciegas que los nobles construyeron después de la Conquista de la ciudad, acompañantes de los Reyes Católicos en su cruzada por recuperar todo el territorio hispano. Marcadas diferencias entre éstas con la vivienda tradicional musulmana, cerrada al mundo exterior y con su organización interior marcada por una vida completamente distinta a la cristiana. Decoración exterior en la fachada con escudos de armas tanto en la Casa de Porras como en el Carmen de Santa Inés indican la nobleza de sus habitantes.



Aljibe y Alminar de S. José
Vuelta a la cuesta de San Gregorio, para seguir por la calle del Huerto (carmen de Santa Emilia), y llegar hasta la calle San José, y la iglesia que le da nombre. Respiro en el camino para observar como se merece el alminar exento y el aljibe, como testigos inmunes al tiempo de la existencia en este lugar de una mezquita, que probablemente fue destruida y cerca de ella se realiza la construcción de la iglesia.



Continuamos por la calle Bravo, atravesamos la placeta del Toro, descendemo por la calle Babole (con nueva estrechez típica del barrio), llegando a la placeta de la Cruz Verde, de entrañable sabor albaicinero y en la que parece que estamos más en un pueblo que en una ciudad moderna. Proseguimos hasta llegar a la placeta de Carvajales, momento sublime por la maravillosa vista que nos encontramos de la Alhambra. Sin duda merece la pena estar unos minutos de contemplación de este prodigio arquitectónico, sobre todo en la parte de la Alcazaba, que es la zona que mejor se observa desde aquí recordando el origen de toda la ciudad palatina.

Vistas de la Alhambra desde la Placeta de Carvajales

Continuaremos en próximas entradas por las calles del Albayzín, completando un camino que como verán está cargado de historia y de un interés que, no en balde, atrae a multitudes cada año. 

Seguimos caminando...

1 comentario:

Anónimo dijo...

fiel descripción de la visita ..... por lo que, lo mismo que opiné de la visita lo opino de este post... UNA DELICIA

Publicar un comentario