sábado, 28 de enero de 2012

El nombre de las cosas: Arco de las Cucharas

Si estamos ubicados en la Plaza Bibarrambla y queremos ir a la calle Mesones tenemos tres opciones, tres huecos abiertos en el flanco suroccidental de esta céntrica explanada. En uno de ellos, el que se sitúa casi en el centro de este lado, se abre la calle Arco de las Cucharas, que efectivamente enlaza la plaza con una de las calles más comerciales de la ciudad, la calle Mesones.

Pues bien, la plaza Bibarrambla o Bib-rambla tiene su origen mucho tiempo atrás, casi existente desde la formación urbanística de la zona. En el siglo XI, cuando se comienza la construcción de la cercana mezquita aljama, ya se conforma esta pequeña zona formada como consecuencia de los residuos aluviales del cercano río Darro.

Plano Árabe de Luis Seco de Lucena. 1910.


La muralla defensiva que se construiría durante los siglos posteriores se diseña de tal forma que incluye este espacio en el interior de la medina, como podemos comprobar en el plano de la Granada Árabe realizado por Luis Seco de Lucena. Corría esta muralla por esta zona desde la plaza de la Trinidad, en la confluencia con la calle Capuchinas, casi en la misma línea que marca la calle Mesones hasta el río Darro.

En todo este recorrido, tan sólo dos puertas daban acceso a la plaza, una la Bab al-Masda, cuyos restos arqueológicos han sido recientemente estudiados en la calle Capuchinas Nº2, y que daría entrada en la zona norte de la plaza. Por el extremo suroeste sería la Bab al-Rambla o arco de las Orejas, ubicada en la esquina de la plaza con la calle Salamanca. Serviría de paso a esta zona de una gran importancia, pues sería el centro religioso, comercial y científico de la ciudad, por la ubicación de la mezquita principal, la Alcaycería y la Madraza.

Plaza Bibarrambla en la actualidad.
Zona en la que estaría ubicada la Casa de los Miradores


Esta descripción de la muralla que diversos autores han realizado a partir de la que en el siglo XIV realizase el geógrafo egipcio al-Umari nos permite deducir que no había ninguna otra puerta en este lienzo de muralla. Sería así hasta el siglo XVI, en el año 1506, en el que las necesidades defensivas no son tan necesarias, y sí son más importantes las necesidades de conexión entre la plaza Bib-Rambla y la zona cada vez más poblada e importante que rodea la calle Mesones. Se abre en ese momento un hueco en la muralla, que ayudaría a conectar la plaza con los mataderos y carnicerías ubicados extramuros.

Ese precisamente sería el origen del denominado Arco de las Cucharas, denominación esta que recibe por la venta de cucharas de palo, utensilio muy utilizado y que en la actualidad ha quedado desplazado por otro tipo de materiales para cubertería.

Plaza Bib-Rambla a finales del siglo XIX.
A la derecha se observa una parte de la Casa de los Miradores, desaparecida en 1879

Además, durante el siglo XVI se realizaría la ampliación y reforma del espacio de Bib-Rambla, conformando lo que hoy conocemos como plaza. Esto se realizó para que la ciudad tuviese el espacio tan habitual en otras ciudades del reino, el cual se aprovechaba para realizar festejos y espectáculos de todo tipo. Precisamente para este tipo de eventos se utilizaría esta plaza, razón por la que se construye la conocida como Casa de los Miradores, de magnífica traza de Diego de Siloe y ejecución de sus discípulos Juan Asteau y Juan de Maeda. En la parte baja de este edificio se abrían seis arcos con medias columnas toscanas, y el que se ubicaba más a la derecha sería el que coincidía precisamente con el hueco realizado en la muralla.

Tendría a partir de ese momento sentido la denominación de arco, y que muchos confunden con una puerta en la muralla defensiva musulmana. Es una auténtica pena que desapareciera la Casa de los Miradores en un incendio a finales del siglo XIX, pero sin duda le dedicaré un espacio en este blog para que todos podáis conocer un poco más de sus características.

Espero, por tanto, que todo esto ayude a comprender la importancia de esta calle, cuyo nombre nos ayuda a recordar el avatar urbanístico de esta histórica ciudad, y que forma parte de su atractivo cultural.

Seguimos caminando...

3 comentarios:

amalia j.c. dijo...

Como siempre, interesantísimo y bien documentado. Gracias por ponernos al corriente de parte de la historia y cultura de la ciudad, y hacernos una idea de tanta infamia cometida contra nuestro patrimonio urbanístio, histórico y cultural..... mil gracias ¡¡¡¡¡

Alberto Donaire dijo...

Muchas gracias Amalia por tus palabras. Estímulo sin duda para seguir "caminando" por los entresijos de la historia de esta ciudad

Anónimo dijo...

Granada es lo mas bonito que e visto en mi vida y todavía no la e visto entera porque cada rincón tiene su cosilla y aparte de la magia de granada quiero destacar la comida que me encanta!!!!! el mejor restaurante de tapas en granada es el Principal Granada os dejo su web para que valláis.
http://www.principalgranada.com/

Publicar un comentario en la entrada