martes, 6 de septiembre de 2011

Paseo por la Granada Zirí (I)

Durante todo este año se están realizando actividades para la conmemoración del Milenio de Granada, determinando que el año 2013 se cumplirán mil años aproximadamente desde la fundación por parte de los Ziríes del Reino de Granada, siendo una más de las primeras taifas en las que se dividió Al-Ándalus.

Tomando esto como referencia he realizado un trazado por la ciudad de Granada que permita visitar los monumentos y restos arqueológicos que por suerte aún conservamos. Además, en esta ocasión fui describiendo el recorrido por Twitter. Toda una experiencia 2.0 que tuvo bastantes seguidores en linea que en cierta medida pudieron disfrutar del paseo, aunque fuese virtualmente.

Vista de la parte superior de la Puerta de Elvira. Delante estaría el 
cementerio que llevaba su mismo nombre




El contexto histórico del itinerario es el de la época de comienzos del siglo XI, momento en el que Almanzor ostenta el poder de Al-Ándalus, y tiene alianzas militares con los Ziríes, tribu bereber del norte de África (zona de Argelia). Es un tiempo de mucha ambición territorial por parte del caudillo, además de mucha inestabilidad política en todo el territorio musulmán.

Pasado el tiempo se produce una gran crisis en Al-Ándalus, que deriva en una  separación del reino en diversas facciones o taifas. Una de ellas será fundada por los ziríes en Granada, determinando el año 1013 como más probable para dicho acontecimiento.

Comienza nuestro caminar en la plaza jalonada de naranjos que hay junto a la cabecera del Monasterio de San Jerónimo. La razón esencial para empezar desde aquí es para observar que en la base de la cabecera se pueden encontrar piedras de la primera época de construcción, y muchas de ellas pertenecían al cementerio musulmán existente frente a la Puerta de Elvira. Estas piedras fueron una donación de los Reyes Católicos a los jerónimos para utilizarlos como "sillares". Fue una práctica habitual en esa época, pues para otros templos como la iglesia de San Cristóbal, también se usarían como material constructivo.

Puerta de Elvira en la actualidad

Subiremos ahora por la calle San Juan de Dios para llegar a la plaza del Triunfo y podremos imaginar la gran extensión del cementerio o maqbara de Elvira, que sería uno de los mayores de la ciudad desde el siglo XI. Tendría de extensión desde calle Real de Cartuja hasta la Puerta de Elvira, y desde ahí hasta Cristo de la Yedra, por tanto una inmensa y sorprendente extensión, que junto a otros cementerios extramuros (como el de Socaster en el Albayzín) serían los lugares protegidos por la ciudad para enterrar mediante el rito musulmán a los primeros granadinos.

Mientras nos movemos es momento para recordar que cuando los ziríes llegan a esta zona, el asentamiento principal está situado en lo que se conocía como medina Elvira, que arqueológicamente se ha ubicado en las faldas de Sierra Elvira, entre Atarfe y Pinos Puente. Seria esta una ciudad de gran desarrollo en los siglos anteriores (VII - X), aunque serán los ziríes los que propondrán a sus pobladores el traslado a la zona de Garnata, lugar en el que habían existido asentamientos anteriores y cuya estructura de colina en alto permitía una mejor protección : mejores vistas ante posibles ataques, vigía y control de la Vega, etc.

 
Por tanto, una de las primeras labores consistió en la construcción de una muralla defensiva que rodeaba el asentamiento inicial, en la zona del actual Albayzín delimitada por: San Nicolás (E), San Juan de los Reyes (S), cuesta Alhacaba (N) y calle Elvira (W) aproximadamente.

Nos encontramos justo delante de lo que nos queda de la Puerta de Elvira (bab Ilbira), perteneciente a la muralla defensiva zirí que sería construida en una segunda fase, para conseguir proteger los terrenos de la parte más llana de la ciudad, abarcando los terrenos desde San Jerónimo hasta el barrio de San Matías, incluída la plaza Bibrambla.

Puerta de Monaita

Subiendo por la cuesta Alhacaba tras atravesar el arco de Elvira, y girando en Carril de la Lona, visitaremos  la puerta Monaita (bab al-Unaydar). Esta estructura sí pertenecía a la primera muralla defensiva y sería una de las primeras en construirse. Se observan elementos constructivos que así lo demuestran, y destaca por ser una de las construcciones más antiguas de Granada y de gran calidad arquitectónica. Enlaza por uno de los paños de muralla con la puerta Nueva, y por el otro se unía hacia el sur con otra puerta situada a la altura de la cuesta de San Gregorio. Se formaba el espacio defensivo que sería conocido como Alcazaba al Qadima (vieja). Posteriormente se enlazaría también con la Puerta de Elvira, que hemos visitado justo antes. (del estado de conservación estético de la citada puerta me ocuparé en otra entrada aparte)

Seguimos en nuestro caminar hasta llegar a una zona subiendo un poco por el Carril de la Lona, en la que estaría ubicado el palacio del rey Badis, tercero de la dinastía zirí. Desgraciadamente poco nos ha quedado del citado palacio, y sabemos de él por los diferentes escritos que han llegado del mismo, denominado en su día como "Casa del Gallo de Viento", recibido por la forma de la veleta que lo coronaba. Es importante indicar que los reyes ziríes residen en esta zona de la medina, en la cual es destacable hoy día la vista con la que se divisa la ciudad, que entonces sería una de la Vega, rica en árboles frutales y otro tipo de plantaciones.

Vistas desde la ubicación del palacio del rey Badis o Casa del Gallo de Viento


 Volvemos desde aquí a la cuesta Alhacaba, para proseguir con nuestro caminar...

(Continuará)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada