jueves, 7 de julio de 2011

La puerta de San Jerónimo de la Catedral de Granada

En muchas ocasiones me ha ocurrido que paseando por alguna calle de esta ciudad, cerca de alguno de sus maravillosos monumentos, he descubierto un nuevo detalle que me ha sorprendido. Es quizá uno de los rasgos más peculiares de aquellas poblaciones que tienen un legado tan grandioso como el que tenemos la suerte de disfrutar en Granada.

Portada de San Jerónimo

Uno de los rincones más peculiares y para mi más sorprendente es el que se observa en la calle Cárcel Baja, justo en la confluencia con la Torre (inacabada) del lado norte de la Catedral granadina. En esta zona se encuentra la que en su día fue otra entrada al templo, la Puerta de San Jerónimo. Es muy interesante, pues hoy día no conserva la estructura para acceso que tuvo en su día, y pasa desapercibida para muchos de los paseantes de la zona, incluyéndome a mí mismo.

Pues sí, fue entrada directa al crucero menor, y se encuentra enfrentada en el interior con la puerta a la capilla del Sagrario. Cumplía de esta forma una finalidad ceremonial, unida también al hecho de estar en su zona exterior, enfrentada al monasterio de San Jerónimo. Hoy día no lo podemos observar, pero con ayuda de herramientas como Google Maps podemos comprobar que se encuentran si trazamos una línea con orientación Noroeste-Sudeste.

En lo que se refiere a su construcción, sería desarrollada en dos fases distintas. El cuerpo inferior sería iniciada en 1532 y sería obra de Diego de Siloé. Lo componen el arco de medio punto de dovelaje escalonado, con pilastras corintias con decoración plateresca. Se disponen en las enjutas medallones con querubines y una cartela sobre la clave una cartela con la inscripción 'DOMINUS MEA ORONIS E' que se puede traducir como 'MI CASA ES CASA DE ORACIÓN'.

Detalle de medallones y cartela sobre la clave


Un segundo cuerpo dirigido por Maeda, en el que se destaca una hornacina con un relieve en piedra de San Jerónimo penitente, obra atribuida a Diego de Pesquera. Se podría distinguir además un tercer cuerpo en el que se observan grutescos y decoración con cartela, probablemente terminado en 1632-39, y dirigido por Miguel Guerrero.

Imagen de relieve en piedra de San Jerónimo.
Obra probable de Diego de Pesquera

Invito a todos a observar esta pequeña joya enclavada en una de las zonas con más historia de esta milenaria ciudad. Por la mañana os dificultará su visión algunos puestos de venta de especias, que desde mi punto de vista deberían cambiar su ubicación. Será por la tarde cuando merezca la pena su contemplación, pues por la noche no se dispone de la suficiente iluminación para disfrutarla.

Muchos pensarán que no merece la pena por su decoración, o que no es lo más interesante de la Catedral, pero creo que es justo pararse, contemplar y analizar su finalidad, disposición, localización, y demás aditivos que envuelven un elemento arquitectónico tan importante como una puerta a una Catedral. Acercaos y plantead vuestra propia teoría al respecto.

Seguimos caminando...

Os dejo un enlace a Google Maps para poder situarla correctamente: Ver aqui

2 comentarios:

Tefan dijo...

Qué bonito!
En mi viaje al sur me quedé con las ganas de pasear por las calles de Granada. Pero queda pendiente, iré si puedo acompañada de mi bloc y acuarelas, bueno, cuando aprenda a dominar la técnica.
Sds

Alberto Donaire dijo...

Me alegra mucho, Tefan, que te haya gustado.

Como granadino, te invito a pasar varios días en esta magnífca ciudad. Además, como consejo, pasear por diferentes zonas de la ciudad, no sólo por la Alhambra y el centro.

Cualquier duda, puedes planteármela sin problema.

Publicar un comentario