sábado, 18 de diciembre de 2010

Plaza Nueva

Llegamos a una de las plazas más importantes de la ciudad, la Plaza Nueva. Su origen debemos encontrarlo en tiempos cristianos, cuando en 1506 se determinó la ampliación del hasta entonces puente de Hatabin o de los leñadores, que ya situábamos en otra entrada en la confluencia de esta plaza con calle Elvira y la calle Reyes Católicos.

Debemos entender la importancia de esta zona en tiempos de dominio musulmán, ya que en aquel momento la calle Cuchilleros se correspondía con la principal subida a la Alhambra, y anexos a la plaza del mismo nombre se encontraban una mezquita y los baños árabes del Tay (o de la corona). Además, se cruzaban en esta zona las dos calles principales de aquella Granada: la que partía de Bibarrambla y acababa en la Puerta de Guadix (Paseo de los Tristes) después de cruzar Zacatín y la Carrera del Darro; y la que unía la Puerta de Elvira con la de los Molinos, pasando por Santa Escolástica y Santiago (Realejo).

Plaza Nueva a principios del siglo XX.
Se observan corrillos de niños jugando y también de hombres,
con el típico sombrero que desde hace tiempo de dejó de vestir.
Ver en la actualidad con : Street View


Después de la Reconquista se decidió cubrir el río, primero ampliando el citado puente de Hatabin hasta la confluencia con la cuesta de Gomérez, y unos años después (1512) ampliando otra zona hasta la plaza de Santa Ana, conformando la explanada que se bautizó como plaza Nueva de Hatabin, que ya aparece con tal denominación en el libro Historia de la rebelión y castigo de los moriscos del reino de Granada de D. Luis del Mármol (1600) [Ver texto].

En ese tiempo, en el año 1500, determinaron los Reyes Católicos trasladar una de las Chancillerías (o tribunales superiores) desde Ciudad Real a Granada, para "que esta ciudad más se ennoblezca e mejor se pueble, acatando ser la cabeza de este Reino". Después del traslado en 1505 se instala en la Alcazaba, pero por sus problemas de espacio, se dispone la construcción del edificio que hoy disfrutamos (Real Chancillería) cuyas obras pudieron comenzar en 1531 prolongándose hasta 1587. En nuestros días alberga el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, siendo fiel a su tradición de impartir justicia, teniendo en cuenta las diferencias evidentes entre las leyes dictadas a lo largo de estos cinco siglos en España.

Después de la desaparición de la iglesia de San Gil (por disturbios en 1869), se amplía la zona de la derecha de la plaza hasta la calle Elvira, dándose traslado a los parroquianos del templo a la iglesia de Santa Ana, denominada desde entonces San Gil y Santa Ana. Toma entonces la fisonomía que ha llegado hasta nuestros días.

Un escenario maravilloso en cuyas tablas se han ido sucediendo todo tipo de acontecimientos, casi todos ellos dramáticos como las revueltas en los siglos XVII y XIX, aunque también otros más positivos como la proclamación del pueblo de Granada de la constitución de Cádiz, en 1812.

Plaza Nueva. Fotografía de José García Ayola
También de comienzos del siglo XX. Su aspecto es diferente
a la actual, ya que la circulación de vehículos no era
la prioridad en aquéllos años.


Estamos por tanto en un teatro de la vida de la ciudad, por lo que de nuevo se puede percibir al pasear por ella los efluvios de la historia que desprenden muchos de los rincones que iremos visitando en esta aventura.

Para ubicarla en el mapa

Seguimos caminando...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada